29 de Noviembre, 2006, 16:49: AmeliaGeneral

La Viuda III

Habría sido duro decirle a su mujer la verdad de los motivos de su abandono.

Todo empezó cuando ella decidió estudiar filosofía y él tuvo que pasar por el desconcierto que supuso que de sus planteamientos simples y realistas sobre la vida, que tanto le habían cautivado,pasara a unos conceptos complejos y sofisticados cuya comprensión a veces le costaba esfuerzo.

Más tarde se apuntó en una asociación ecologista, y él tuvo que conformarse con pasar los fines de semana solo hasta que ella llegara agotada y sucia con su mochila y sus botas de montañera manchándolo todo de barro.

Se alisó el pelo con un sistema oriental que transformó en nostalgia aquellos adorables bucles con los que le gustaba jugar.

Se sometió a un régimen de adelgazamiento que convirtió su cuerpo y su rostro, en ángulos agresivos y nada sensuales.

Descubrió la cocina macrobiótica y se acabaron los famosos guisos que tanto le había entusiasmado.

Pero lo peor llegó cuando ella se sometió a la cirugía láser para liberarse de la esclavitud de las gafas. Eso no lo pudo superar, porque después de todo, a él, lo que le atrajo de ella fue su mirada de miope.

Tan solo le dijo que al final se habían convertido en dos desconocidos.

 

Por: Amelia Ruiz Figueroa

 

27 de Noviembre, 2006, 13:52: Gladysminirelatos

Él es feliz viviendo en su Páramo. Todos los días camina entre la niebla acompañado de una luz juguetona y saltarina que rebota ya en su cabeza, sus hombros o su pecho, para luego correr alegre un metro justo delante de él.

El ríe mostrando sus rojas encías y siente que su pecho se estalla de la felicidad.

Una mañana la lucesita  se alejó un poco más de lo acostumbrado. Él sintió estallar su pecho pero supo que eso no era felicidad. Corrió hasta su rancho. En la puerta, su mujer, su suegra y su hija menor lloran en silencio.

Frente a ellas el cadáver de su hija mayor envuelta en un paño blanco adornada con una lucesita amarilla que se va apagando poco a poco.

Cuando la luz se extinguió él supo que ese era el precio que debía pagar por tanta felicidad.

Por: Gladys

27 de Noviembre, 2006, 13:22: La DirecciónGeneral

Se nos está acabando el mes que dedicamos a los muertos, ahora todo es luz, color, papás noeles moviéndose grotescamente en las vitrinas y la gente va por la calle poseída por la fiebre del consumo, caminando igual que el señor gordito pero sin ver a nadie a su alrededor.

Por eso, pensamos en CAE LA NOCHE, dedicar este mes a los relatos que cuenten los millones de historias que se suceden vertiginosas en las ciudades y alrededor de los semáforos.

Si te ánimas a detenerte, aunque sea unos segundos ante la luz roja, notarás cómo las historias saltarán ante tus ojos y brotarán de tus labios sin el menor esfuerzo.

Así que a escribir!!! amigos blogueros.

La Dirección.

24 de Noviembre, 2006, 12:05: La DirecciónConcursos

Premio Novela de las Américas 2007

BASES


1. Podrán participar autores hispanoparlantes.
2. Las obras deben ser totalmente inéditas y no podrán participar si han obtenido algún premio nacional o internacional.
Tampoco pueden haber sido publicadas de forma parcial en revistas.
3. Las obras deberán presentarse mecanografiadas a una sola cara, a dos espacios, en formato de hoja normal. Debe entregarse un (1) original y tres (3) copias, perfectamente legibles.
4. Se otorgará un premio único e indivisible de RD$150,000.00 (ciento cincuenta mil pesos oro dominicanos con 00/100) o su equivalente en dólares.
5. Casa de Teatro, y la firma patrocinadora Grupo León Jimenes, se reservan escoger la editora para la publicación de la obra ganadora, así como el derecho de autor de la primera edición.
6. Casa de Teatro designará los tres (3) miembros del jurado y se reservará la secretaría del mismo.
7. El jurado tendrá libertad absoluta para escoger la obra que a su juicio reúne una mayor calidad y su veredicto será inapelable.
8. Si el jurado considera que ninguna de las obras presentadas merece ser premiada, puede declarar desierto el concurso.
9. Las obras se presentarán con seudónimo y lema. El nombre, la dirección y el curriculum del autor deben incluirse en un sobre sellado aparte.
10. Las obras deben ser remitidas a Concurso Caribeño de Novela Casa de Teatro, Calle Arzobispo Meriño 110, Santo Domingo, República Dominicana.
11. Las copias y originales no ganadores podrán ser recogidos por sus autores en un plazo de tres (3) meses después del veredicto, luego del cual Casa de Teatro no se hace responsable de los mismos.
12. La novela será editada dentro del año en que resulte ganadora.
13. La fecha de cierre será el lunes 30 de abril del 2007. Este concurso se efectuará cada dos (2) años. La próxima convocatoria será en el año 2009 (en caso de que el concurso sea declarado desierto su convocatoria se repetirá al año siguiente).
14. El premio se entregará en un solemne acto en Casa de Teatro en una fecha que se informará por la prensa. 15. El hecho de concursar significa que el participante se acoge a las bases y
por lo tanto, al veredicto del jurado.
http://www.casadeteatro.com/site2006/concursos/bases/
bases_novela_2007.html

24 de Noviembre, 2006, 12:00: La DirecciónConcursos

III Premio Internacional de Novela y XIII Premio de Poesía
“Voces del Chamamé”


La Asociación Cultural “Voces del Chamamé”, de Oviedo, convoca el Tercer Premio Internacional de Novela y XIII premio de Poesía, con arreglo a las siguientes bases:

 
1.- Pueden concurrir al premio las obras de narrativa escritas en lengua castellana, independientemente de la nacionalidad del autor, que sean inéditas y no hubieran resultado premiadas con anterioridad, con una extensión mínima de 140 páginas y máxima de 175, tamaño folio o DIN A-4, por una sola cara, a doble
espacio y entre 30 y 32 líneas como máximo, fuente Times New Roman, normal, tamaño 12.
Podrán concurrir al premio de poesía los poemarios escritos en lengua castellana, independientemente de la nacionalidad del autor, que sean inéditas y no hubieran resultado premiadas con anterioridad, con una extensión de 400 versos como mínimo y 700 como máximo, a doble espacio.

 
2.- El jurado elegirá la obra ganadora sólo desde criterios literarios, sin atender a ningún tipo de interés comercial extraliterario que las obras o sus autores posean.

 
3.- Los originales deberán remitirse en tres copias en papel, debidamente encuadernados, sin firma y con un lema. En plica cerrada, con el lema o el título en el exterior, se presentarán los datos del concursante consistentes en Nombre, dirección, teléfono o correo electrónico, así como el título de la obra
y el lema, pudiendo acompañarse del curriculum literario.
Los trabajos se remitirán al Apartado de Correos de la Asociación : Voces del Chamamé. Apartado de correos 16. Colunga. 33320. Asturias.(España).

 
4.- Los originales se acompañarán de una declaración jurada de que la obra es inédita y de que sus derechos no han sido cedidos a ningún editor en el mundo.
En el supuesto de que antes del fallo la obra resultara premiada, el autor estará obligado a comunicarlo a la Organización.


5.- El plazo de admisión de originales finalizará el 30 de  Enero de 2007.


6.- El Concurso no está dotado económicamente. El premio consistirá en la publicación del libro ganador de Novela en la colección Nostrum de la Editorial Vitruvio, de Madrid, con una tirada de 1.500 ejemplares, y en la modalidad de poesía, en la publicación del poemario ganador en la colección Baños del Carmen, de la editorial Vitruvio, con una tirada de 1.500 ejemplares. La difusión de la obra se realizará a nivelnacional así como a determinados países Iberoamericanos.

6.- El Concurso no está dotado económicamente. El premio consistirá en la publicación del libro ganador de Novela en la colección Nostrum de la Editorial Vitruvio, de Madrid, con una tirada de 1.500 ejemplares, y en la modalidad de poesía, en la publicación del poemario ganador en la colección Baños del Carmen, de la editorial Vitruvio, con una tirada de 1.500 ejemplares. La difusión de la obra se realizará a nivelnacional así como a determinados países Iberoamericanos.

 
7.- El Jurado para ambos premios será designado por la Asociación Cultural “Voces del Chamamé”.


8.- El fallo del premio tendrá lugar en fecha oportuna, durante el año 2007, que será anunciada en esta página y a traves de una nota de prensa.

 
9.- El Jurado podrá declarar desiertos los premios si, a su juicio, ninguna obra posee calidad para obtenerlo.

 
10.- El autor de la obra premiada se compromete a suscribir contrato de cesión en exclusiva de los derechos de edición con la Editorial Vitruvio.

 
11.- En el plazo que se solicite por la Asociación, el autor de la obra premiada deberá entregar la misma en soporte informático, para su edición posterior.

 
12.- El ganador, tanto de la modalidad de novela como de poesía, estará obligado a participar personalmente o a través de representante que designe, en el acto de presentación de los libros, que se realizará en Oviedo en el año 2008, en la fecha que se designe oportunamente por la Asociación.

 
13.- La Asociación no mantendrá correspondencia con los concursantes antes del fallo del concurso.

 
14.- Los trabajos que no resulten premiados no serán devueltos a los concursantes, salvo que se recojan personalmente por los autores o asuman a su costa los gastos del envio.

 
15.- La participación en este premio implica la aceptación de sus bases. La interpretación de las mismas o de cualquier aspecto no señalado en ellas corresponde sólo al Jurado.


Oviedo,octubre de 2006  
Voces del Chamamé - Apartado de Correos 16
COLUNGA c.p. 33320 ASTURIAS (España)


24 de Noviembre, 2006, 11:44: La DirecciónConcursos

III Concurso de Cuentos ‘Salvador García Jiménez’
 
 
El Concurso de Cuentos Salvador García Jiménez celebra una nueva edición, la tercera, que este año tendrá un premio de 2.000 euros, 500 más que el pasado año. Organizado por la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Cehegín tiene el objetivo de promocionar la literatura escrita en castellano y rendir homenaje al insigne escritor ceheginero del que toma nombre este certamen.
 
BASES:
 
Podrán concurrir al Concurso de Cuentos ‘Salvador García Jiménez’, todos los escritores que lo deseen. 

Las obras de tema libre deberán ser inéditas, no solamente en la fecha de su admisión al concurso, sino en el momento de la proclamación del fallo. Cada concursante sólo podrá mandar un original. Dichos originales, con una extensión máxima de diez folios, y mínima de cinco, deberán estar mecanografiados a dos espacios por una sola cara, grapados por su margen izquierdo, y se presentarán por triplicado, en formato DINA – 4. 

Los cuentos optarán al concurso bajo un lema o seudónimo acompañados de plica o sobre cerrado, en cuyo interior conste nombre, foto- copia del D.N.I, dirección del autor y teléfono. 

Los envíos se realizarán dentro de un sobre   en cuyo exterior se haga constar "Para el Concurso de Cuentos Salvador García Jiménez", e irán remitidos al: Excmo. Ayuntamiento de Cehegín. Concejalía de Cultura. C/. López Chicheri, 5. CP. 30430 Cehegín (Murcia). 
 
El plazo de admisión quedará abierto en la fecha de publicación de la presente convocatoria y finalizará el 28 de febrero de 2007. Con posterioridad a dicho día sólo serán admitidos a concurso aquellos envíos postales cuyo matasellos evidencie que fueron depositados en el buzón dentro del plazo. 

La Institución Patrocinadora del Concurso designará la composición del jurado.

Premio único: dotación 2.000 euros. El premio no podrá ser declarado desierto.

El fallo, que será inapelable, se hará público en el mes de abril y la entrega de éste coincidirá con las actividades realizadas por este Ayuntamiento con motivo del Día del Libro. 
 
El cuento premiado pasará a ser propiedad del Excmo. Ayuntamiento de Cehegín, que podrá editarlo. Los originales de los restantes serán destruidos, no admitiéndose peticiones de devolución. 
 
La participación en este concurso implica la  plena aceptación de sus bases.

Cehegín, noviembre de 2006

Para mayor información: Teléfono 968 740 400 o en el e-mail:
ayuntamiento@cehegin.com y www.cehegin.com

24 de Noviembre, 2006, 11:25: GladysGeneral

                       

OFF/ON

En la oscuridad de la madrugada una mujer se detiene ante la puerta de su casa. - quinto piso - Toma la llave y la aprieta con fuerza entre la palma de su mano para calentarla.

En el tercero, una mujer se aferra al pestillo de la ventana y teme que el movimiento de  la cortina la delate ante sus vecinos, aunque recuerda perfectamente haber apagado todos los bombillos de su apartamento desde las diez de la noche.

En el edificio de enfrente, sobre la baranda del balcón del segundo, una mosca balancea sus patas sobre el frío metal.

En el portal de la entrada una joven lucha con el frío ganchillo de su sostén. La oscuridad la vuelve un poco torpe.

En la calle, el frío de un cuchillo se hunde en las costillas hasta el cabo. Dos siluetas corren calle abajo.

Un hombre se tambalea mientras siente que algo caliente corre por sus caderas.

La mujer del quinto construye un ángulo de cuarenta y cinco grados con la puerta, y siente.

La mujer del segundo, baja la mano del pestillo, acerca su cara al cristal de la ventana, y siente.

Las patas de la mosca abandonan el frío barandal del balcón, y sienten.

La joven se quita el sostén y lo mete en el bolso, y siente.

El hombre finalmente cae sobre el asfalto, y siente.

La mujer del quinto siente que el apartamento huele a lavanda y recuerda disgustada, el millón de veces que le ha dicho a la asistenta que no le gustan los olores artificiales, pero nada, la chica insiste alegando que como la casa está cerrada todo el día, los muebles se impregnan con olor a flores muertas. Supersticiones, lógico, pero no hay quien se las quite de la cabeza.

La del segundo siente la dureza del cristal pegada a su cara mientras intenta averiguar qué es lo que pasa en la calle y quién es ese que cae sobre el asfalto, pero su ademán  se ve frustrado cuando la mosca se estrella contra la ventana, muy cerquita de su nariz.

La mosca advierte la suave brisa que juguetea entre sus patas, por unos segundos la dureza del metal pierde consistencia, lo que la obliga a agitar sus alas, pero la noche es tan negra y al parecer su radar ya está un poco defectuoso, por eso no le avisa con suficiente antelación la presencia de un cristal contra el que choca.

La joven carraspea e intenta quitarle a su voz el ritmo que le ha dado el amor apenas unos segundos antes, sabe que las madres tienen un olfato especialmente delicado cuando del sexo de sus hijas se trata. Por eso se detiene ante la entrada e intenta olvidar el cosquilleo de las yemas de los dedos correteando en ese lugar impreciso, entre su sobaco y el nacimiento de los senos. Su cuerpo se vuelve a estremecer y siente que su cuerpo es como una casa totalmente inundada en agua vital y que esos dedos la han alborotado y ahora se lanzan contra los cristales, los rompen y se precipitan fuera arrasando con todo a su paso.

Un segundo antes de morir, en la oscuridad del límite entre la vida y la muerte, el hombre piensa en esos senos que acaba de recorrer y sus manos aún conservan esa ovalada forma.

El ángulo de cuarenta y cinco grados se cierra, la mano se detiene antes de oprimir el interruptor y en ese segundo aparece ante sus ojos, el día del adiós, la frialdad de la cama, el silencio del teléfono, las risas sin tono de las amigas ahora convertidas en muecas burlonas de su soledad y la mano sube lentamente hasta la altura del interruptor.

El terror de tragarse una mosca la hace retroceder, un grito muere en su garganta porque su muy arraigada buena educación le impide tales libertades a esa hora de la madrugada, y en la oscuridad. ¿Qué pensarían los vecinos? Una vieja loca y mirona, sin duda la llamarían así y así la nombrarían cuando la vieran salir por la mañana a comprar el pan, o en las tardes cuando se sienta a ver morir las horas de luz lanzándole granos de maíz a las palomas, seres asquerosos y revoloteadores, pero que le sirven de pretexto para no estar en esa casa donde ya no sabe en qué sitio poner tantas carpetas de ganchillo tejidas a lo largo de cuarenta años.

La mosca cae en lenta espiral hasta el asfalto, sin embargo, unos segundos antes de estrellarse contra el cemento, sus alas vuelven a agitarse, endereza su cabeza y el radar ronronea en su cerebro, quizás sea el olor a sangre caliente.

El bus, que no pasaba a esas horas en el barrio de aquella amiga, donde había estado haciendo el trabajo para la universidad, surge como una excusa creíble, perfecta, fácil y hasta sincera. Seguro que la madre se lo cree. Sólo espera que no le pida que se acerque a darle un beso porque entonces... y se pregunta, enciendo o no?

Los faros del carro de policía inundan la calle de luz y simultáneamente se dibuja un recuadro en el quinto, en el tercero y en el segundo...

Por: Gladys

 

 

 

 

 

23 de Noviembre, 2006, 16:17: GladysGeneral

CUPIDO

Voy a congelar este momento, voy a parar el tiempo, el aire y los pensamientos, nada en el mundo se moverá hasta que no me escuches. Quiero que te detengas, que pares en seco justo a tres centímetros de esta herida y por una sola vez en tu vida escuches lo que esta carne palpitante tiene que decirte.

Mira con atención, ¿ves esto que se agita?  Se llama corazón.

¿Ves esto caliente que chorrea? Es mi sangre.

¿Ves estos músculos tiritantes? Son los labios temblorosos de mi herida tratando de hablar antes de la parálisis total.

Sólo te pido que te detengas un instante, que pienses por un momento, antes de que llegue el momento culminante y recuerdes cuando todo era nuevo en la tierra. Cuando imaginaba que tú, con tu regordeta figura desnuda, ibas a aparecer de repente y me ibas a transportar  a universos felices donde el amor reinaba y poseía y anegaba el mundo, un mundo sin bióxido de carbono, sin piedras en el zapato, sin cuentas por pagar... no lo recuerdas ¿verdad?

Nunca tuviste buena memoria. ¡Ni eso tienes! El ayer no existe, el segundo pasado no significa nada para ti, es éste y ahora; bueno y sí así es, que así sea, este es el segundo que importa y en este voy a detener tu vida hasta vaciarme por dentro y llenarte a ti de todo lo que yo vomite.

No podrás irte hasta que me devuelvas mi amor, hasta que no recupere el tiempo perdido, la memoria vaga, el momento que me robaste. Sí tu vivías el momento, y cada momento era nuevo para ti, por qué cada minuto vivido por mí, se envejecía, se acumulaba a mi espalda obligándome a inclinar mi cuerpo sobre la tierra.

Quiero que restituyas mi pasado, que me devuelvas mis instantes, que borres de mi memoria lo amado y así poder empezar de nuevo, inocente y limpia como me encontraste. Sólo de esa manera descongelaré el tiempo y te devolveré tu misión, de esa única manera podrás volver a volar buscando otro cuerpo, otra carne, otro corazón.

Si lo haces, volverás a cruzar el espacio, millones de ojos inocentes están clamando por ti, ¡son tan tontos! Te miran con los ojos cubiertos por el velo del romanticismo, anhelan el instante en que tu portador alado dispare directo al corazón... no saben lo que les espera.

¿Qué? Te horroriza ver mi herida abierta, mi sangre tiñendo el tapete, mis balbuceos incoherentes... lástima, lástima que te de asco lo que has creado,  que esta carne provoque tu repulsa, qué le vamos a hacer angelito. Abre los ojos y contempla tu obra... nadie se había atrevido a detenerte en el momento en que cumplías tu función. Ahora, quédate ahí, no tienes otra salida, hasta el fin de tus días llevaras grabadas en tus pupilas la imagen nítida de tu obra.

Sé que lo que pido es imposible, sé que no tienes el poder de

restituir lo pasado,

ya no importa, ahí te quedas chiquitín regordete apuntando a mi

frío cadáver.

 

Por:Gladys

 

22 de Noviembre, 2006, 9:49: Giovanni González ArangoGeneral

Nos Negamos a Morir

 

Espesura de verdes, de techos multicolores, azulosos, brillantes, de ocaso candoroso y caluroso cobijar; un baño altivo que vierte tus arterias de sales mutantes tornadas en dulzura, vistita tus montes a impetuosa rebeldía, saciando su sed  y alentando la fiereza de sus tres brazos. La fértil prestancia de esas tierras benditas sobrepuebla de frutos  tu suelo inmarcesible; se hastía tu energía de vigor combativo, trazando los rumbos de aves cantoras, que siembran la semilla de tan impoluto jardín.

 

Tus valles sudorosos se muestran susurrantes a los coqueteos sensuales de especimenes hambrientos. De gentes afables, anfitrionas insuperables, se cuecen tus escenarios en brioso condimento. Sus manos artísticas, laboriosas incansables, acarician tus pieles y las llenan de vida, manteniendo tu belleza e inmortalizando tus órganos. Cubierto de embeleso, me siento en tu regazo, observando tu contorno de tan fina elaboración. Extasiado, me embarco en tu presencia, absorbido por tu fuerza de vitalidad inconmensurable. Me pierdo en tus formas sin guía discernible y me hago  esclavo de tu sabia voluntad.

 

Entonces, cierro mis ojos, temiendo que tu magia me lleve a tu eterno gobierno. Ya no taciturno y volviendo en mí, se cubre mi mente de odioso pragmatismo y me surge de inmediato una reflexión agobiante. Recuerdo tu insinuante figura y me niego a escuchar las verdades que indudablemente me sumergirán en la pena de saberte ofendida. Lucho contra venenosos ataques de larguísimo alcance, de inhumanas consecuencias, de estrepitoso vuelo, de mortuoria respuesta y, en fin, tan desgarradores al internarse en tí, que rompo en un llanto casi pueril. Suplicante, le grito a esas fuerzas despóticas que cesen su viaje y en medio de pasiones que inmovilizan mi juicio, las invito a pactar la tregua, sin antes percatarme de su vil misantropía.

 

Todo se torna más dramático, pero tristemente verídico. Pareciese que mis ojos, al abrirse, lanzaran sobre mí efectos narcóticos, que me llevan a la alucinación. Una vez cerrados, esos ojos mentirosos me revelan la situación: tu rozagante imagen se encuentra sometida por siniestros personajes de demagógicas exclamaciones. Su pavorosa actitud irrumpe en la cautivadora campiña que es tu cuerpo apaciguante: Son aves carroñeras de insaciable apetito y te rondan en manada, buscando tus inefables fortunas. Te absorben con premura, concientes de que tu semilla no traería frutos  al enclavarse en tierras ajenas. La ambrosía que consumen se les hace más deliciosa, cuando recuerdan la nauseabunda sustancia que emerge de sus paisajes.

 

Yo, mientras tanto, me hundo en una pena insuperable, pues sufro como mías esas crueles vejaciones. En sangre, dolor y explotación  se traducen los saqueos. Las furibundas aguas de tus vertientes admirables no transportan ya su almíbar sino rojizas sustancias que al terror invocan, causando escalofríos y pavidez paralizante. Tus cantoras aves, al exilio se dirigen, mientras tus gentes entregadas se someten a las órdenes de cuervos y otras indeseables criaturas que, amenazantes, apuntan sus picos a la humedad de sus ojos. Siento cómo mi oxígeno se agota en respuesta y cómo el llanto parece ahogarme en su torno abundante. Se enfrascan mis sentires en un dolor insoportable, cuando se rasgan mis pieles, se tensionan mis músculos, se cristalizan mis huesos en gélido clima, me hierve la cabeza que parece explotarme y ni mis ojos se salvan, cayendo en ardores. Un canto fúnebre me ronda los oídos y los sufrimientos me acogen en prolijo establecimiento.

 

Cómo duele la tierra, pero más duele el dolor, el dolor de ser tan tuyo y tú tan mártir. Entre tanto, se agudiza la crisis que me condena a este estado, cuando las aves invasoras engendran su descendencia. Evoluciona esta última a paso vertiginoso, asumiendo el gobierno de tu suelo inmaculado e instalando sus lacayos en la espesura de tus montes. Un verde olivo se cuela en tu verde original, difuminando tu siembra grandiosa y sustituyéndola, por execrables semillas. Se ríen a carcajadas, soslayando su cinismo con novelescos mensajes de benefactor pacifista

 

Se revuelven en plétoras que producen tu desahucio, pues el botín lo sustraen de tu opulencia irretratable. Se regocijan al verte abatida, humillada y sin fe, mientras se hinchan como globos comiendo tus manjares. Brindan por su suerte de encontrarte virgen, sin que resistencia alguna impusieras en defensa, pues tan puro fue tu espíritu que no conocías el mal, quien inesperadamente te hizo prisionera. Tus flores se marchitan, tu cielo llora a borbotones y tu aire se hace irrespirable, mientras yo continúo proclive a tan crueles padecimientos.

 

Banderas libertarias, anhelo me cobijen, revitalizando mi existencia de fuerzas ya casi agotadas. A ritmo imperceptible, se mantiene latente, mi corazón melancólico, como vestigio indecible de mis signos vitales y me es suficiente, para mantenerme combativo. A esfuerzos sobrehumanos expreso mi grito, en consigna emancipadora. Convoco a Guevaras, Torres, Cienfuegos, Bolívares, Trotskys, Gaitanes y cuanto altruismo heroico inspire mi lucha. Pero mi voz es inaudible y mi fe nociva, pues olvido su condición de simples hombres, ya inscritos en una historia irrepetible.

 

Entonces reflexiono y vuelvo a pensar en tus hijos amorosos, aún oprimidos por fuerzas hegemónicas. Los invito a la pugna, sin dudar de su respaldo, pero la frustración me invade al tenerlos en contacto. Las aves invasoras, les mantienen alienados, garantizando con ello, la permanencia ilegítima de su autócrata gobierno. Aún más indignante, advertir que es tu propia descendencia quien te destruye a pedazos.

 

Se nos agotan las fuerzas y no vislumbro soluciones. Tu sangre y mi sangre se mezclan en tu suelo ya casi desierto. Se convierte este en un crisol de fluidos putrefactos, que atestiguan la tragedia a la que nos vemos sometidos. Las marcas de nuestros cuerpos nos muestran moribundos, ya resueltos al deceso final, en medio del goce de las aves carroñeras. Febriles, cansados y entregados. Parecemos vencidos, prácticamente inexistentes.

 

Aún condenados, resistimos su ímpetu, resistimos nuestra enfermedad mortal y nos aferramos con ahínco a los tenues signos que prueban nuestra vida. Desde el ocaso, mantenemos la esperanza y nos negamos a la derrota, conservando la quimera de la libertad.

 

Por Giovanni González Arango

21 de Noviembre, 2006, 15:01: La DireccónGeneral

Consumo.jpg

24 DE NOVIEMBRE

DÍA SIN COMPRA EN LAS GRANDES SUPERFICIES

Desde 1992 muchos movimientos ecologistas y de Derechos Humanos están promoviendo el día mundial sin compra, no como una revolución sino como un llamado de atención y una crítica al modelo de consumo despilfarrador que nos está conduciendo al colapso social y ambiental.

La Dirección

Artículos anteriores en Noviembre del 2006