...En el momento de nacer

somos como un saco vacío

que vamos llenando con la ayuda de los demás

y envejecemos porque no podemos con tanto lastre.

Por: Ágata.