DESPEDIDA DE AÑO EN caelanoche

No se hagan ilusiones. No somos más creativos que el resto de los mortales, ni más rebeldes, ni más buenos, ni más malos… somos tan humanos como todos los demás. Por eso haremos las mismas cosas este 31 de diciembre, nos vestiremos con esmero, comeremos hasta hartarnos, beberemos hasta  perder la razón, nos perfumaremos, seremos ligeros y mantendremos la risa fácil, aunque no podamos olvidar que el dolor y la miseria se encuentra ahí, que no por una noche de juerga e irresponsabilidades van a desaparecer y sentiremos también con cierta amargura, que tal vez no hicimos lo suficiente para que este mundo fuera mejor.

Igualmente prometeremos mejorar, nos trazaremos metas que nunca cumpliremos, como todos los años, como todos los seres humanos.

Sin embargo, antes de que la desesperanza nos paralice, recordemos que los días son hojas en blanco y que este 31 de diciembre tendremos un legajo de 365 páginas por llenar. ¿Cómo o de qué? depende de nosotros y nuestras circunstancias.

 

La Dirección.

FELIZ AÑO.