22 de Enero, 2007, 13:18: SelváticaGeneral

Sí, en caelanoche, estamos buscando al lector ideal, hemos salido en una brigada universal, armados de lupas, catalejos y detectores especiales a husmear por calles, parques, bibliotecas, autobuses, nos hemos infiltrado en las salas de las casas, en las habitaciones particulares, para tratar de capturarlo y registrarlo aquí, atraparlo con las letras de nuestros autores y conformar un lector ideal.

Tenemos plazo hasta el 21 de abril, día del Idioma y los invitamos a dejar registrados aquí sus retratos hablados, personales y muy particulares de su lector ideal.

Todos nuestros amigos blogueros pueden dejar sus retratos registrados aquí, en párrafos cortos y con la opción de votar por el que más se asemeje a su "ideal" particular de lector. El día 22 publicaremos el retrato ganador.

Ánimo y a desempolvar lupas!

La Dirección.

22 de Enero, 2007, 13:08: SelváticaGeneral

Durante los últimos días una densa niebla había borrado las páginas de este nuevo año, una especie de paréntesis nos cerraba el paso con sus ferreos arcos.

La piel trémula intentaba con todas sus fuerzas romper, o al menos, derribar aquél paréntesis. Al fin lo logró y se sintió libre, libre, libre... pero se supo árida.

Entonces, como suele suceder siempre que derribamos un obstáculo, la ideas le insuflaron vida y pensó y sintió.

La vida está ahí, ¿por qué no asumirla?

La Dirección

 

22 de Enero, 2007, 12:42: GladysAlaprima

¿Viajeros?

La pequeña y rudimentaria lancha a motor, llena de turistas desprevenidos empezaba a deslizarse sobre el mar cuando nos abordaron unos jóvenes portando grandes vestidos de hilo, de todos los colores sujetos con perchas.

Las telas ondeaban por encima de nuestras cabezas, pero no eran suaves al tacto, al contrario, parecían almidonadas, resecas, eso hacía que el color de las túnicas apareciera apagado.

Al cabo de unos segundos empezaron a emerger unos bultos del tamaño de un hombre, envueltos en bolsas de plástico. Uno de los turistas se acercó y con un palo le dio la vuelta.

Era un hombre joven metido en una bolsa rebosante de sangre blanca.

En mi mente aparecieron unas letras formando el titular de prensa del día siguiente.

Por: Gladys

22 de Enero, 2007, 12:24: SilenciumAlaprima

Cuervos

Mi pareja, mi hijo y yo damos un paseo por la ciudad.

Llegamos a un pequeño parque y vemos a un grupo de personas observando a unos funcionarios.

Siembran árboles, remueven la tierra y liberan a los  cuervos...están en peligro de extinción. Los hombres toman con su mano los nerviosos cuerpos de los animales, les revisan las plumas y los depositan en el suelo.

Éstos, con sus patas inseguras, se tambalean, se caen de pico, estremecen sus alas y vuelan, por fín; uno que otro se decide a hurgar con el pico la tierra en busca de gusanos.

Mi pareja y mi hijo han desaparecido. Creo que se fueron a buscar algo. Yo me quedo esperándolos.

Llega un niño volando, le acaban de regalar sus alas, da cortos vuelos, cae, se levanta, su cuerpo se recorta sobre el atardecer.

Su madre consigue hacerlo bajar, pero se niega a comer sopa de fideos.

Yo pienso que ya es hora de que lleguen, a un hombre se le cae un bigote y yo lo guardo en la palma de mi mano.

Llueve.

Voy a buscar a mi pareja y a mi hijo, me pierdo entre barrancos que suben y bajan, es como si ellos quisieran que me perdiera...

El bigote del hombre sigue en la palma de mi mano y se humedece con mi sudor, vuela un cuervo, lleva en su pico mi argolla de matrimonio.

Por: Silencium

22 de Enero, 2007, 12:13: FranciscoAlaprima

En el jardín

unos niños se  visten de mayores

una niña de ocho años

taconea

uno de doce babosea una cerveza

¡Qué grotescos parecemos

no sé por qué nos imitan!

Por: Francisco