23 de Enero, 2007, 10:03: SelváticaHablando de...
Solo por amor
Director:  Kim Ki Duk

Vuelvo a insistir sobre el descuido o la ligereza al traducir los títulos o diálogos de las películas extranjeras.
Tomates para los traductores de Solo por amor del director coreano Kim Ki Duk.
No sólo el título es cursi, también los textos de los créditos son colocados a veces de manera fortuita, pues no corresponden a la imagen que el espectador está viendo en pantalla en ese instante, o las frases que se refieren al género, masculino o femenino, por ejemplo cuando habla un hombre la frase está escrita en femenino o lo contrario.
Es lamentable que sucedan estas cosas pues privan al público de disfrutar del arte sutil y maravilloso del cine y en particular de este director que en pocos años ha cosechado numerosos premios internacionales.
Y queda una duda bastante angustiante, si eso son los textos de los créditos o el título, ¿cómo será el contenido?
Será que vimos y oimos lo que el director creó, o ¿nos habrán dado gato por liebre?
Por: Ágata
23 de Enero, 2007, 9:38: ÁgataHablando de...
El ilusionista

Confieso sinceramente que llegué a está película por accidente ya que tenía planeado ir a otra y no había entradas. Tampoco recordé que mi amigo Infernal desde su blog la había recomendado muy especialmente, e incluso de una amiga a quien respeto mucho y confio plenamente en su criterio cinéfilo me había hablado maravillas de este film.
Así que con cierto recelo me senté en mi butaca, muy delante de donde me suelo ubicar siempre y con las manos sudándome por miedo a disgustar a los amigos con que había ido.
Y empieza la pelí, el director no me era muy familiar, su protagonista (Edward Norton) tampoco y mis amigos son muy especiales. Estaba echa un manojo de nervios mientras veía como nos iban mostrando una historia de amor - en seguida pensé - ¡que mal!!! Otra tontería de chica rica con chico pobre, pero me quedé en silencio, de vez en cuando miraba a mis compañeros a ver si tenían cara de aburridos hasta que pasados unos diez minutos se me olvidaron mis temores; mis amigos pasaron a un segundo o tercer lugar y la película me atrapó, me fue envolviendo en una trama inteligente, sutil, intrigante y caí rendida a la magia del cine.
Si no la han visto, me sumo a los admiradores de esta inteligente propuesta cinematrográfica.

Por: Ágata

23 de Enero, 2007, 9:30: Selváticase busca lector

Lector Ojo
La mirada del lector vaga por el aire. Si un libro le interesa no lo sigue más que unos instantes, pues su mente después de captar un pensamiento, un sentimiento, un interrogante o una imagen, siente la necesidad de recorrer el espacio alejándose del texto en busca de ese algo que le ha transmitido el escritor y a cuyo fondo desea llegar.