Tengo un novio
camino con él, recorremos
calles empantanadas tomados de la mano.
Debo asistir a clases. Llueve.
Huele a lluvia, a tierra húmeda
busco la Academia. No la encuentro.
Vagamos por las calles. Me pierdo.
Él se impacienta.
Al fin la encuentro pero no quiero ir, mis compañeros se burlarán de él. Él,
quiere conocer a mis compañeros. Me da verguenza
es más bajo que yo y le sobresalen las cuerdas. Se despide.
Se va.
Las cuerdas lo siguen por el asfalto húmedo.
Voy a cruzar la calle. Teresa me ve,
trato de detenerme. Sigo. Paro.
Sus mejillas hablan de impaciencia. Teresa
La dejo pasar.
Me sigue con el auto. Habla de cualquier cosa.
Ahora su vehículo es un carrete de hilo
enroscó las cuerdas de mi novio.

Por: Selvática