14 de Febrero, 2007, 15:04: GladysGeneral


- Señora, el comedor quedó listo ¿Se le ofrece algo más?

- No, mija, gracias.

- Entonces hasta mañana.

- Quizás.

La empleada salió sin escuchar las últimas palabras de la dueña de casa, tomó su cartera, se alisó con la palma de las manos el cabello ya canoso y dio un ultimo vistazo a las mejillas en el espejo del pasillo; mientras manipulaba con la llave en la cerradura, su otra mano hurgaba en el bolso en busca de esa muestra gratis de perfume que le había regalado la señora Gisela. Es verdad que ya le quedaba poco, pero esa noche era el cumpleaños de su patrona y de paso, algo le caería a ella también, a lo mejor este año tenía suerte y volvía a quedarse con la colección de muestras gratis de perfume que le daban a la señora en la elegante tienda de cosméticos. – cruzó los dedos en señal de buena suerte y se encaminó a la parada del bus –.

     A las ocho en punto de la noche el comedor se iluminó y Gisela, que hacía de anfitriona dio la bienvenida a sus invitados.

-  Durante años – dijo susurrante Gisela a sus hermanos – hemos disfrutado del placer de nuestras largas y profundas conversaciones, sin embargo esta noche, me temo que la brevedad se impone ya que como saben, no disponemos de mucho tiempo.
Perfectamente dijeron casi a coro los hermanos.

-  Empiezo yo si nadie tiene inconveniente – dijo Gema, la mayor,mientras sus ojos inspeccionaban los rostros en busca de alguna señal. Al percibir su tácita aprobación, se miró por un momento las uñas y luego habló con voz suave - No se rían de mi, por lo menos hasta el final – les advirtió – pero yo durante años creí que era la barbi. Sí, hasta que el rostro se me llenó de granos.

  -  Aquel debió de ser el absurdo e inútil tiempo de la pubertad – dijo Gloria - no saben el alivio que siento ahora. Por aquella época, recuerdo que tenía cierta disposición a estar en el sitio equivocado y eso me causaba verdadero espanto; nunca les conté la de veces que sorprendí a mi padre detrás de las puertas gimiendo como un condenado mientras manipulaba su pene.

    -   ¡Dios mío! Eso debió ser obsceno para una niña – dijo Gabriel – sin embargo, eso no es nada comparado con la primera vez que la carne se me desaforó entre las piernas, se levantaba y sobresalía como tentáculo furioso y  yo no sabía como doblegarlo, porque además dolía horriblemente si intentaba ocultarlo. ¿qué pasa? Lo de no reírse vale para todas las intervenciones ¿de acuerdo?

    -  Esta bien, - dijo Germán – pero es que no... ya, ya, espera, - y su risa estalló en medio del comedor como un trueno, risa a la que se sumaron las demás, incluso la del causante de tanta hilaridad que de un momento a otro se unió a sus hermanos mientras los ojos se le llenaban de lágrimas y en medio de todos esos gorgojeos una especie de hipido estridente, salió de la garganta de Galatea, lo que hizo que todos los demás se sintieran a punto de reventar -

    -   Ay, yo creía que ya habías dejado de reírte así – dijo Gilberto – Dios mío lo que nos hemos divertido con esos jiiiiiiiiiiii hi entrecortados, si parece que te estuvieras ahogando.  

    -    ¡Qué buena idea has tenido Gisela! – dijo Giovanni – pero me temo que en cualquier momento nuestros polvorientos hue...

    -No tienes que ser tan gráfico repuso ésta, podrías añadir tu también algo de tu sopera personal.

    -  La verdad es que siempre fui un aburrido – dijo Giovanni – bueno, más bien diría que un ser triste, siempre con un globo en el estómago a punto de estallar, quejumbroso, y un tanto masoca.

    -    Vaya, nunca lo creí – añadió Gilberto – pero ¡ah! Un momento – se detuvo prevenido – buen intento pero no te vale, ¿verdad que no?

    -  No, se nos agota el tiempo y no lo vamos a perder de esa manera tan aburrida – dijo Gisela –

    -   Lo tengo, casi gritó Galatea, ¡ésta vez gano yo! Imagínense que hasta los veinte años creía que hacer el amor consistía en besarse apasionadamente y después de algunos segundos todo se quedaba negro y éramos reemplazados por los comerciales de la tele.

     ¡Por Dios! – exclamaron todos los presentes mientras una corriente de aire entraba violentamente al abrirse de repente la puerta.
    Perdón señora Gisela, pero es que me olvide de... Señora...  ¿dónde está  señora? ¿dónde sus invitados? ¿será que no vino nadie a cenar? – se preguntaba la empleada mientras su mirada, al mismo tiempo que sus pasos, recorrían el comedor descubriendo solamente ocho soperas de porcelana fina dispuestas sobre la mesa.

    Lentamente se acercó y fue destapando una a una todas las soperas y descubrió que contenían una buena cantidad de cenizas grises.

Por: Gladys

 Cuento publicado en la antología
LETRAS Y VOCES 2006-
Narradores Vol. 2
Proyecto Literario de Editorial
Nuevo Ser.
Buenos Aires - Argentina


 

14 de Febrero, 2007, 14:29: La direcciónHablando de...



Rueda la Berlinale
con un filme dedicado
al icono de la 'Chanson',
Edith Piaf

La Berlinale cumple su cita anual, y esta vez abre boca con un filme dedicado al icono de la 'Chanson', Edith Piaf.'La môme. La vie en rose', es una película alrededor del universo de Edith Piaf que abrirá con sabor francés el desfile de 22 aspirantes a los Osos del Festival de Cine de Berlín.
Por la mullida alfombra roja de la Berlinale desfilarán: Marion Cotillard, la actriz que da vida al icono de la 'Chanson', la mujer de aspecto frágil y voz de oro que inaugurará el festival; Cate Blanchet, Robert de Niro, Angeline Jolie, Matt Damon, Clint Eastwood, Antonio Banderas, Jennifer López, Sharon Stone y varios miembros de la factoría Depardieu, además del veterano director Arthur Penn, que recibirá un Oso de Oro de Honor.
A falta del gran papá Gérard, coprotagonista con Cotillard en la película de Olivier Dahan, está anunciada la visita de Julie y Guillaume Depardieu -ella, para 'Les Témoins', de André Techiné; él, para "Ne touchez pas la hache", de Jacques Rivette-.
Una cuarta película francesa, 'Angel', de Francois Ozon, cerrará la competición, el 17 de febrero, con otra emocional historia de mujer, una escritora de principios del siglo XX en Inglaterra.
EE.UU. apostará fuerte en la Berlinale y entre sus ases tenemos a Robert de Niro, director y actor en 'The good Shepherd', la historia del nacimiento de la CIA a través de un hombre que sí creía en su país.
'The good German', de Steven Soderbergh, traerá la historia del corresponsal de guerra estadounidense en el Berlín en ruinas de la Conferencia de Potsdam, interpretado por George Clooney y Blanchet.
'Goodbye Bafana', de Bille August, pondrá en escena a un Josepfh Fiennes en la piel del carcelero que durante veinte años vigiló a Nelson Mandela.
'Bordertown' hará de Jennifer López, junto a Banderas, una periodista estadounidense que investiga los crímenes de centenares de mujeres en Ciudad Juárez -México-. Y 'When a man falls in the Forest' pondrá a Sharon Stone en el papel de mujer atormentada.
SURAMERICA PRESENTE
El actor argentino Julio Chávez ofrecerá otro recital interpretativo en 'El otro', de Ariel Rotter, con su personaje de hombre maduro en crisis que asume una identidad ajena, tras el magnífico 'El custodio' que en 2006 le hizo llevarse el Premio Alfred Bauer.
La brasileña 'O ano em que meus país saíram de férias', de Cao Hamburger, narrará la historia de un niño de 12 años cuyos padres se ven forzados por la dictadura a irse de "vacaciones", en los 70. Una historia emotiva, en un Brasil ilusionado con la 'Copa do Mondo'.
Y habrá asimismo dos presencias destacadas de Cuba: 'Madrigal', de Fernando Pérez, también en Berlinale Special, y los documentales 'Cuban Memories: Fidel cuenta el Che' y 'Cuban Memories: Un día con Fidel', ambos de 1987, en el homenaje al italiano Gianni Milà.

Dieter Kosslick, director de la Berlinale, ha buscado la cuadratura perfecta entre el 'glamour' y las historias potentes, con menos cine alemán que de costumbre, sólo dos películas, 'Yella', de Christian Petzold, y 'Die Faelscher', de Stefan Ruzowitzky.
El resto de 22 concursantes, ilustrativos de la voluntad de equilibrar la balanza entre cinematografías, lo forman la israelí 'Beaufort', la británica 'Hallam Foe', la italiana 'Memoria di me', la co'producción europea 'Irina Palm', cuatro producciones asiáticas y una checoslovaca.
La Berlinale arranca y Kosslick tiene ante sí una asignatura pendiente: quitarse el sambenito de 'Flopmacher' -"artífice de fiascos"- que le colgó esta semana 'Der Spiegel'. El semanario alude a los dos últimas películas que se llevaron el Oso de Oro, la serbia 'Grbavica', en 2006, y, sobre todo, la sudafricana
'U-carmen', en 2005, que luego no obtuvieron la menor resonancia en taquilla.
También se le achaca poco olfato para el cine anfitrión: es decir, no haber luchado el año pasado por tener en su Berlinale 'Das Leben der Anderen', aspirante a los Oscar.
A Kosslick se le imputa excesiva influencia sobre sus jurados. El de este año lo preside Paul Schrader, de quien se exhibe fuera de concurso 'The Walker', y tendrá entre sus miembros al actor mexicano Gael García Bernal.
Antonio Banderas estará en la Berlinale como director de 'El camino de los ingleses', en Panorama, donde asimismo se proyectará 'Invisibles', firmado por Isabel Coixet, Fernando León de Aranoa, Mariano Barroso y Javier Corcuera, junto al alemán Wim Wenders.
Berlinale Special incluirá la producción italiano-española 'La masseria della allodole', de los hermanos Paolo y Vittorio Taviani, con Paz Vega y Angela Molina, centrada en el genocidio armenio.



14 de Febrero, 2007, 13:35: GladysAlaprima



Acomodé mi cuerpo
en el hueco que dejaste
entre mis sábanas.
Aún conservan tu calor
o quizás
la certeza de éste.
Me acurruco en él
y vuelvo a ser feliz

Por Gladys

14 de Febrero, 2007, 13:27: GladysAlaprima


En la negra noche
mi rostro había tomado el lugar de la luna

mi mismo rostro
mis ojos
la misma curvatura de los labios
la redondez de los pómulos
la ondulación de la barbilla.
Sin embargo
los cabellos no terminaban de acomodarse
parecían tener vida propia

Por: Gladys