Estoy acostada. Pasa una sombra negra por el suelo. Se acerca a un agujero pequeño que hay en la pared.
A la altura de los patas de mi cama. La sombra es muy grande para ese agujero. Logra pasar.
Me asusto. Mis pies caben perfectamente en el agujero que se tragó a la sombra.
Aparece ahora una sombra gris. Va hacía el agujero. Ahora es un snaucer gris, es devorado por el agujero. Tengo miedo. Ese agujero come lo que sea.
¿Mis pies caben ahí?

Por: Selvática