Desde siempre supe que iba a ser famoso. Crecí esperando cada día la oportunidad para demostrarlo. Me sabía especial, el espejo me gritaba que era guapo, algunas chicas perdían el seso por mí. ¿Por qué no iba a ser famoso?

Claro, estaba tan embelesado con mi sueño que aquella noche no percibí que era especial, ahora que lo pienso, había algo en el ambiente, pero no le hice caso. Me subí a ese metro, vi cómo la golpeaba. Me agaché, me escurrí. Si hubiera sabido que iba a salir en la tele.

 

Por: Selvática