"Imagina que necesitas volver a casa y no consigues encontrarla... imagina que deseas contar tu dolor a aquellos que amas... Hay millones de seres humanos, en este mismo instante, que no necesitan imaginarlo"

"Si mis pasos se vuelven cansinos, si mi voz se rompe y no da respuesta a los gritos, si mis brazos no consiguen acercarse a tus hombros, si sigo escuchando lo mismo... es que se me terminaron las palabras... para evitarlo intento que no se apague mi rabia"

"Cuando despiertas del letargo no debes dejar que la carroña te haga volver a él, por muy duro que sea mantener los ojos abiertos."

"El sordo dolor es el hijo del grito de los libertadores."

"El hechizo de la sincera sonrisa no acompaña nunca ni a la ironía ni a la falsedad, por mucho que algunos crean que han engatusado a su auditorio." 

Por: Charo González