La gente pasa a mi alrededor
y yo sólo soy ya
una gran mancha de sangre.

Por: Selvática