Hemos claudicado ante los argumentos de los cirujanos plásticos. Esperamos que os guste esta nueva imagen.
L.D.