-1-

Una mano, ajena a la mía, hurga una piedra, se retuerce buscando algo en sus entrañas, extrae una materia gelatinosa que cae en mi boca gota a gota.

-2-

Una fiesta. La gente va y viene, cuerpos de hombres musculosos, deseo convertido en gotitas de sudor. Todo es eterno y vago, incluso mi cuerpo no está presente.

-3-

Calma por unos días, ciudad ajena, calles y avenidas llenas de estatuas. Empezamos el antiguo juego, era mi turno, les grité ESTATUA, de eso hace ya muchos años.

-4-

A mi cabaña de madera le mande a hacer un tatuaje.

-5-

He puesto plomos en los bajos de las cortinas. No quiero que nadie las abra, detrás de ellas no hay fantasía.

Selvática