…de cuerpos atléticos, con los picos de sus sombreros

ondeando al pasar se deslizan por las neuronas de mi cerebro.

            Son tres, como el destino: el amor, la vida y la muerte.


Por: Selvática