Tengo muchos amigos. Mi casa está llena de amigos. Unos son productores de televisión que van a hacer un trabajo para un concurso. Otro es fotógrafo, aunque hay también quienes actúan únicamente cuando se necesitan las risas de fondo.

    Mi amigo productor me pide que le tome una foto a un coche. Yo acepto,  lo voy a hacer, pero no le pregunto cómo la quiere o para qué.

    Salgo, voy al banco - necesito dinero para movilizarme - hay tanta gente. Al fin llega mi turno. Se me olvida algo y lo dejo pasar. Vuelvo a hacer la cola. Así varias veces hasta que por fin me acuerdo. Termino de hacer mi tramite.

     Llego a casa. Me preguntan por la foto. No sé qué decir. Mi amigo fotógrafo es grande fuerte, casi llega hasta el techo y tapa la luz de la ventana.

      Aparece una jovencita que quiere ser cantante.

      Mi amigo vuelve a preguntar por la foto, ante mi silencio, suenan las risas de fondo.



Selvática