Llega corriendo a su puesto de trabajo cargada con la compra del medio día, mientras acomoda paquetes les va contando a sus compañeras que tuvo que comprar porque las ofertas en el súper no se podían perder, al mismo tiempo, con la mano izquierda enciende el ordenador. Va al baño, se refresca la cara y cuando vuelve el PC aún no se ha iniciado.

     Contesta el teléfono mientras revisa documentos, selecciona uno y se lo pasa a su compañera haciéndole un gesto compungido.  La compañera se lo recibe. lo diligencia ella de buena manera y se lo entrega mientras ella sigue hablando por teléfono con la directora del colegio porque su hijo…

      Pobre, piensa su compañera, con tanto trabajo y encima los problemas de casa, pero sigue con su trabajo hasta que la otra vuelve a pincharle con el lápiz y le entrega otro documento más la taza de café vacía.

     Pero que se piensa ésta -  sin embargo recibe el documento, se levanta por café - Es que la pobre vive tan ocupada.


Selvática