- He notado que se pasea todo el día por los pasillos. ¿Quién es?

      - Ah, más te valdría no saberlo. Pero, cómo es que no te habías fijado.

      - Es verdad. Apenas esta mañana me di cuenta.

      - ¿Y cómo fue?

      - Al despertar me sentí diferente, aunque no pasó nada extraordinario, ni siquiera recuerdo qué soñé - yo suelo dormir bien - bostecé, estiré los brazos, vamos lo que se hace todos los días, ir al baño, tomarme un café, abrir la ventana, mirar el cielo, sin embargo, yo no era yo y al mismo tiempo era yo. Perdona las ideas están revoloteando en el cerebro y no logro ordenarlas.

      - ¿Y? ¿eso es todo?

      - Raro ¿verdad?

      - Ay hija, no sé a dónde quieres llegar con esas divagaciones, más te valdría callar a ratos el cerebro y encender el cuerpo.

      - Es que se trata precisamente de eso, tengo el cuerpo encendido.

      - ¿Qué dices?

      - Por eso tengo este abrigo tan grueso en un día como hoy.

      - Ya me extrañaba, con este cielo tan azul, ese sol tan brillante a medio día te vas a achicharrar si no te cambias de ropa.

      - Vamos al baño.

      - ¿Estás bien? Ya sabía que te iba a provocar un shock pero no pensé que fuera para tanto.

      - Crees que me iba a quedar tan pancha viendo a mi amiga convertida en una bombilla de...  feria, o que se yo.

      - Ves. ¿Y ahora qué hago?

      - Déjame pensar, aunque creo que será inútil, no sé qué podemos hacer. ¿Has mirado a ver si tienes un interruptor, por ahí escondido?.

      - Ya me he explorado todo el cuerpo.

      - ¿Todo?

      - Si, todo, debajo de las tetas, la vagina, el culo, no he dejado hueco sin remover a ver si lograba apagar mi cuerpo, pero nada.

      - Mira al jardín.

      - Ves, sigue dando vueltas.

      - Pero mira bien, carajo. concéntrate, porque al principio no se ve nada, pero si  miras fijamente, si cierras los ojos y lo dibujas en tu cerebro...

      - ¡Oh!

      - ¿A qué sorprende verdad?

      - Pero cómo, ¿ por qué¿es normalo nos estamos volviendo locas, o todo el mundo podrá ver qué?

      - Imagino que si nosotras podemos verlo, el resto del mundo también, no somos "superwomen" ni nada parecido. Carne y hueso nada más.    

      - Así que todos nos vemos a nosotros mismos rondándonos por los pasillos, haciendo las cosas que solemos hacer.

      - Me temo que si.

      - Y mientras ellos hacen las cosas que solemos hacer, ¿qué hacemos nosotros?

      - Inventar cosas como espacios personales, tiempo para pensar, excusas para...  ¿pero qué haces? Lo vas a matar.

      - No, solo apagar esta mierda de luz.