Irse a Neptuno fue una gran idea en un momento oportuno. Pia lo sabe y se felicita por no haberle preguntado a la razón. Razón es muy rígida, seguro le habría dicho que era una locura.

             ¿Cómo describir Neptuno? Pia no puede hacerlo, porque para hablar de algo hay que utilizar palabras espejo que reflejen un significado y además, que ese significado traspase las barreras de los primeros balbuceos. Por eso no habla, allí no existen las palabras espejo aunque los objetos que allí rodean la vida humana sean más o menos los mismos que en la tierra, pero cuando intenta reproducirlos no significan lo mismo.

            Al principio se empeñó, puso etiquetas a todo lo que quedaba a su alcance, pero allí la temperatura es bastante loca y poco a poco éstas se fueron cuarteando hasta convertirse en trocitos de papel revoloteando en autopistas de luz roja.

            Pia pensaba que el instinto volvería para salvarla, que esa cosa indefinible que rige nuestras vidas la conduciría a buen término, así abandonó a razón, a inteligencia, a sentido común despreocupándose de su suerte.

            Colores rojos y ocre la saludaban a su paso, conciertos de pájaros se montaban exclusivamente para ella, sonidos monocordes seguían sus pasos hasta que poco a poco se convirtieron en maravillosos acordes que se metieron en su cuerpo y navegaron por sus venas.

            Una noche en Neptuno su cuerpo perdió solidez, empezó a volar envuelta en una tela de flores, en su barriga crecía un fuego y la corriente de sus venas, inflamadas de sonidos sensuales buscaban un espacio más grande donde yacer.

            En la tierra, en una pequeña ciudad ha caído ya la noche y los ojos procedentes de Neptuno se acercan hasta una ventana, se adhieren a los cristales, contemplan a una mujer convulsionando entre sus sábanas, la ven despertarse, la ven ponerse en pie, avanzar hasta la ventana, notan la fuerza de sus manos cuando los atrapa y los encarcela en sus propias cuencas vacías.

            Ha llegado el momento de la capitulación.