Resultado de imagen de infiernos

Eso al menos era lo que pensaba cuando se ponía pesimista, pero si de poner las cartas sobre la mesa se trataba, habría que ser sincera, la colección de infiernos ocupaba más cajones en su particular armario de vida.

Los más antiguos, aquellos teñidos ya por el sepia del tiempo, estaban habitados por las burlas de sus amigas en sus primeros años de colegio, los segundos, el amor, los terceros también, vaya con el puñetero Cupido, huésped perenne  de todos sus infiernos.

Qué curioso, se dijo sonriendo a sus recuerdos, todos estos infiernos en algún momento fueron paraíso.