23 de Abril, 2015, 12:10: GladysGeneral
Resultado de imagen de telarañas

Después del vendaval y pasadas las primeras alucinaciones, se aferró temblorosa a sus hilos enclenques y desmirriados. Lentamente los recorrió para asegurarse de la magnitud de los daños.

Ante cada avería se lamentaba con la rabia girando alrededor de sus ojos, como si de esa manera fulminara al destino, a los hombres o cualquier fenómeno que hubiese sido la causa de su tragedia. Acto seguido se recriminaba, era inútil estar triste después de la catástrofe.

Después de esta reflexión se sacudía las patas y continuaba la inspección; con asombro reconoció que había trabajado bastante durante toda su vida, de repente tuvo conciencia de todo lo que había hecho y algo parecido a una sonrisa le calentó el cuerpo un segundo.

Reconoció por el camino los esqueletos de amores pasados, los fósiles de palabras y promesas ya caducas, de canciones que le gustaba desafinar e incluso aquellas de las que por un tiempo, pensó que se las cantaban a ella exclusivamente.

Otro calor en el cuerpo, parecido a una sonrisa.

También encontró restos de cosas ya desfiguradas por el tiempo, a las que no sabía qué nombre, género o recuerdo asignarle. Eran como pelusillas tiritando en un delgado rayo de luz, pero eran suyas o lo fueron en un momento de su vida, por eso estaban allí, aunque no las recordara.

Recorrió montañas, se mareó al borde de los abismos, atravesó la oscuridad, tembló bajo la lluvia y se aferró a sus hilos cuando el viento pareció convertirse en huracán arrasando lo que hasta ese día había sido su casa.

En cuanto pudo se aferró a la hilacha que colgaba del risco, sintió una cierta seguridad, un cierto placer. La roca era, en su hostilidad, algo recio a lo que aferrarse y podría ser un buen principio.

Febril, como siempre, se dedicó a ello con ahínco, se olvidó de los fósiles de su vida y de sus patas brotaron hilos nuevos, brillantes, relucientes y firmes, que se iban extendiendo sobre el abismo intentando alcanzar la otra orilla para construir un puente de doble vía. Todo un experimento, porque sus hilos tradicionalmente, se trenzaban en hexagonales.

Quizás esta vez fuera diferente.

Haciendo caso a su naturaleza dejó de pensar en todo lo demás, sacó lo mejor de sí, no se rindió; entretanto los hilos crecían, se alzaban ondulantes ante sus ojos, mecidos por la brisa cálida, pero los vientos son caprichosos, a veces van de sur a norte, como de oeste a este, sin fijarse en nada.

Así, enredada en su propios hilos pensó que no hay que estar triste, que quizá no sea lo que tenga que ser.



23 de Abril, 2015, 12:02: GladysGeneral
Resultado de imagen de borrando los recuerdos

Ahí está, con el cuerpo al lado de su cuerpo, con sus pies haciendo un camino paralelo al suyo, con las venas repletas de sangre inundando valles y estepas.

Todos los días, todas las noches, todos los minutos y todos los segundos se empeñan, los enamorados, en congelar momentos del pasado. A veces se asombran ante una risa de cuatro años sin dientes, o cuentan las velas de cada tarta que aparece en los álbumes, se ríen de los peinados, las modas, los gestos enfurruñados de una juventud desbordada de hormonas.

De los álbumes salen los días, los familiares, los momentos, las risas, los ceños fruncidos o las poses coquetas que llenaron años mutando en cenas de empresa, viajes, paisajes extraños, restaurantes tenuemente iluminados y rostros amorosos, miradas de odio o sabores a besos que se enfriaban en los labios.

Cuando todo eso empezó a amenazar con asfixiarles, se miraron a los ojos, sin mediar palabra empezaron a seleccionarlos. En una columna los que definitivamente se quedaban, aquellos sin los cuales sería muy difícil seguir viviendo, en la otra, los que tal vez tuviesen una segunda oportunidad después de la gran criba y el resto ardía en el fuego de la chimenea, a veces con cierto placer vengativo.

Así son ellos, antes de llenarse de recuerdos empezaron a deshacerse de los que cada uno traía a sus espaldas. Con esa sensación de libertad se fueron a la cama, arrugaron las sábanas con caricias, ahuecaron las almohadas con ilusiones mientras la noche los dejaba hacer.

Cerraron los ojos, cada uno se fue a ocupar su nube particular, mientras algún recuerdo vengativo esperaba pacientemente a que el tiempo hiciera lo suyo.

23 de Abril, 2015, 11:53: Gladysminirelatos


Al llegar a la esquina casi se estrella consigo misma. Un "Ups" escapó involuntario de su garganta. Su cabello suelto desprendió un aroma a tardes de sol y pétalos al viento. Instintivamente las palmas de sus manos intentaron protegerla del inminente colapso, como si con ese gesto pudiera impedir lo inevitable.

Luego se excusó usando otro idioma, arrepintiéndose en ese mismo instante por usar un lenguaje ajeno a sus orígenes. Se dio la espalda y caminó en contra vía rumiando la rabia por dejar salir esas actitudes que parecían haberse adherido a su vida de manera abusiva, insolente y sin previo aviso.

Ese "Ups" era robado del mundo del cómic, había saltado de las historietas y se le había pegado al cerebro, igual que la palabra extranjera para disculpar su atolondramiento. ¿o su miedo?

Es que cuando una se encuentra consigo misma, no sabe qué hacer, más que esquivarse.

23 de Abril, 2015, 11:40: GladysAlaprima
Resultado de imagen de erase una vez

Hace tiempo, reemplazó el famoso érase una vez. En realidad nunca lo sustituyó por placebos. Fue un cambio total en su maquillaje vivencial, aunque todavía se dobla, al chocar con las esquinas de sus días.

También, aunque ya se acostumbró, aprendió a caminar sobre arenas movedizas. Sí, desde que empezó a hacerlo, la tierra era blanda bajo las plantas de sus pies, por eso tambaleaba, pero su madre creía que tenía una pierna más corta que la otra. No era así.

Lo importante, más que la torpeza al caminar, era mantener vivo lo que llevaba en los brazos y eso si que lo ha hecho bien toda su vida.



23 de Abril, 2015, 11:36: GladysAlaprima
Resultado de imagen de luna lunera

Fue un amanecer raro, la luna no quería dejar su lugar al sol, sucedía una vez cada mil años, cuando se le permitía avanzar un poco más, y lo hizo.

Todo comenzó en un encuentro casual, fue un instante que duró una eternidad, él le contó de su amor por ella y ella le habló del dolor de la ausencia, así que decidió ayudarlos, él al norte, ella al sur, pero por un instante pudieron tocarse, aunque fuesen solo imágenes reflejadas sobre la superficie de sus cráteres.

Con eso bastaba para que vivieran un poco más, era la única ayuda que podía brindarles, ella, que al fin y al cabo no es más que un satélite.


23 de Abril, 2015, 11:29: GladysHablando de...
Resultado de imagen de ilustraciones saturno devorando a sus hijos

Hacienda vigila cada uno de nuestros movimientos con una lupa gigantesca de alta precisión, de ahí que se haya convertido en ley divina aquello de que "puedes engañar a todo el mundo menos a hacienda".

Gracias a su labor, el resto de mortales hemos descubierto los agujeros negros por donde se nos escapó el dinero producto de ahorros de toda una vida, o el que nos descuentan de nuestras magras nóminas, bueno los que tengan la suerte de tenerla.

Cada día nos despertamos con nuevas revelaciones, casi no alcanzamos a cerrar la boca ante el asombro e indignación cuando aparece un nuevo caso de corrupción y evasión fiscal.

Cuando se trata de dinero el sistema funciona de maravilla, las alarmas retumban amenazando sus cimientos y poniendo en marcha un protocolo de actuación tan certero y efectivo que ya lo querrían muchos para sí mismos - salud, por ejemplo - para cerrar todos los resquicios por donde se pueda escapar un mísero centavo, y que ningún bolsillo particular se hinche demasiado, incluso cuando ese mismo bolsillo haya sido cosido por el sistema para auto alimentarse con créditos e intereses.

Se señala la corrupción, se acude a los medios de comunicación para montar el reallity apelando al lado más sensible de los ciudadanos: su economía; se condena en plaza pública a las marionetas que pagaban con las dichosas tarjetas y quizás, si devuelven el dinero o terminen con sus huesos en la cárcel la gente se calme, pero eso será una cortina más de humo, un paño de agua tibia que necesita de chivos expiatorios para esconder lo que verdaderamente está siendo engullido por este sistema, que como Saturno, alimenta su hambre devorando a sus propios hijos: la educación, la seguridad social, las pensiones, la vivienda y hasta el derecho a ejercer el voto, que parecía inamovible.

Preguntemonos por un momento, ¿si hacienda no hubiese echado en falta esos dineros, habría tenido tanta resonancia el caso de las tarjetas opacas?

¿Por qué no hay tanto revuelo con los recortes a educación, a salud, a vivienda o el empleo?

Y es que cuando se trata de sus intereses a hacienda Saturno le da igual que sea un pobre desempleado o un magnate que no sabe en qué gastarse los millones de los contribuyentes, el dinero es el dinero.

Lo social, la educación, la salud el empleo es otra cosa y asunto de otros, no nos llamemos a engaño, a estos pillos, Saturno los ha perseguido por evadir impuestos, no por un súbito sentimiento de honradez y justicia social.

5 de Abril, 2015, 8:06: GladysGeneral
Resultado de imagen de vitrinas de grandes almacenes

          A veces llegaba a pensar que la vida la ponía delante de sus deseos para explicarle por qué no se le concedían. Parece cosa de locos, pero esa era la sensación que la invadía en este preciso instante, de pie ante la vitrina iluminada de unos grandes almacenes, mientras a su espalda la ciudad dormía indiferente a esa revelación.
        Ahí  estaban,  con  su  piel  tan  blanca  que  parecían  transparentes. Cada uno de ellos se hallaba en la posición y el sitio que mejor describía su  personalidad,  en  un  ambiente  -  y  ahí  ella  sintió  un  escalofrío recorriendo  su  columna  -  pues  ese  ambiente  describía  el  hogar  que siempre  soñó,  unos  muebles  tapizados  en  sus  colores  preferidos,  los cuadros que siempre quiso tener, los adornos que le gustaban, incluso las flores en el jarrón de cristal azul, en la esquina de la derecha, eran sus preferidas.
          La familia de la vitrina lucía ropa, accesorios e implementos exactos a los que ella solía usar. El hombre, más o menos de la edad que debería tener su pareja, con el cabello oscuro y un poquitín desordenado cayendo sobre la curva perfecta de su frente, unas cejas espesas enmarcando ojos oscuros pero sinceros y sobre todo, enamorados de ella, de la mujer que unos metros a su izquierda lucía una camiseta con motivos geométricos tipo  Pop  Art,  unos  pantalones  pitillo,  zapatillas  de  tacón bajo. De su aspecto físico destacaba el cabello, una media melena ondulada, un tanto alborotada e igual que su compañero, una mirada enamorada, segura y correspondida.
          Sí,  ahí  estaba presente el  amor, atrapado en ese mundo plástico actuando  como  elemento  cohesionador  de  esa  pareja  y  esos  niños suspendidos en un minuto cualquiera de sus vidas cotidianas.
           Frente a ellos la silueta de esa mujer que los miraba fijamente en medio de la noche y tras ella la ciudad durmiendo ajena a las revelaciones trascendentales que se suceden una sola vez en la vida.
          Así que eso es  hogar - pensaba la mujer mientras contemplaba la escena  -   todo  se  reduce a  una representación,  a  unos  movimientos debidamente planificados y trazados por alguien que sabe aprovechar el espacio que le tocó ocupar en la vida.
          Se alejó un poco de la  vitrina,  encendió dos cigarrillos  al  mismo tiempo porque uno solo no le bastaba para paliar la certeza que le estaba quebrando las  rodillas,  aspiró  con rabia  deseando que el  humo creara barreras entre la realidad de la vitrina y la que su cerebro se empeñaba en  mantener.  En  medio  de  esa  lucha  feroz  escuchó  una  voz  grave llamándola, invitándola a tomar la decisión, era una voz que salía de un rostro cálido en el que estacaban dos ojos oscuros que la miraban como si ella fuera la mujer más maravillosa de la tierra, conscientes además des er  correspondidos  pero  terriblemente  asustados  por  lo  que  estaba  apunto de suceder.
5 de Abril, 2015, 7:59: GladysAlaprima
Resultado de imagen de telarañas

          Parece que no va a  pasar  nada.  Camina despacio entre sus hilos comprobando la textura, flexibilidad y dureza. Esto le llevará un buen tiempo - piensa - no importa, tiene todo el que quiere.
            Nunca creyó que hubiese llegado tan lejos. ¡Vaya! la distancia es más grande de lo que intuía, pero hay demasiados tramos que desconoce y esa sensación le causa un mal presentimiento.


         A veces, mientras aparto las telarañas del sueño, me entra pánico, creo que soy una araña contemplándome desde la esquina sur de mi cuarto.
              Por eso no hago nada,  quizás un día, tal  vez me atreva a caminar esos senderos desconocidos.
5 de Abril, 2015, 7:50: Gladysminirelatos


           Hasta  hace  unos  meses,  yo  era  un  hombre  como  los  demás.  Pasaba  mis  días sumergido en video juegos, mordisqueando pizzas y hamburguesas, o absorbiendo refrescos para  tragar  la  comida.  Pero  luego  en  mis  dedos  índice  y  pulgar  aparecieron  pequeñas montañas de roca blancuzca.
           Esto no empañó las aventuras, las batallas, los romances y viajes de mis juegos;  un día habitaba planetas extraños, al siguiente devoraba autopistas con la música a tope. Todo eso ha desaparecido, sin embargo, aún me queda el placer de la música, cada vez que un auto pasa raudo por mi lado.
           Privilegio de estatuas, digo yo.
5 de Abril, 2015, 7:26: GladysHablando de...
Resultado de imagen de soñadores

          Si usted dedica unos minutos al día a contemplar el azul profundo del cielo, atención;  sí  de  repente  suspira  sin  saber  por  qué,  cuidado;  sí  siente  mariposas revoloteando en la tripa cuando recuerda el rostro de su amor, oi, oi, oi, empiezan asonar las alarmas; y si se empeña en revivir momentos, olores, canciones, palabras o a imaginar posibles reencuentros. Llame inmediatamente a urgencias. Usted está grave.
         No  pierda  su  valioso  tiempo  construyendo  castillos  en  el  aire,   inventando amores imposibles o escribiendo en la arena. Fuera la fantasía si desea vivir un mundo sin complicaciones. Entérese de que todo lo que hay a su alrededor se rige por leyes prácticas,  memorice  de  una  vez  por  todas  que  solo  los  prácticos  sobreviven.  Los soñadores  son  sombras  llorando  por  los  rincones,  suspirando,  desfalleciendo, languideciendo,  levantando  la  mano  para  asir  el  aire  y  esas  actitudes,  esos comportamientos actúan como un espanta humanidades, acaso no se ha dado cuenta de que todo el mundo sale corriendo en cuanto lo ve y que le evitan sin ningún disimulo.
       Objetivos concretos, eso es lo que se pide a gritos, pasos firmes sobre el asfalto, seres que se pueden palpar,  voces que pueden responder al  instante, lo abstracto, lo emotivo, los sueños son una pérdida de tiempo, suman cero en el orden mundial.
       Así las cosas, bájese de su nube particular, observe como actúan las personas a su alrededor y sí se da cuenta de que sus amigos ya no le llaman, de que su enamorado sale corriendo en dirección contraria cuando le ve, de que sí por fin sus amigos aceptan comer o cenar con usted a regañadientes, o sí sus "amigos" se pasan las dos horas "de buena  educación  reglamentaria  en  cuanto  al  tema  visitas  de  cortesía"  mirando  el teléfono, o contestando WhatsApps, despidase o contrate un chaman para que le haga un exorcismo, pues usted se está encaminando peligrosamente hacía el lado sensible y eso no es nada bueno.
       Pero si ya no hay remedio que valga, resígnese a pasar solo el resto de su vida. Nadie,  absolutamente  nadie  quiere  estar  al  lado  de  los  sensibles,  los  frágiles,  los soñadores o los ilusos. Ellos no son buena compañía y los demás nunca se sentirán seguros,  sencillamente porque no saben a qué atenerse con ese tipo de comportamiento, no les gustan las sorpresas, no les gustan los regalos inesperados, las sonrisas o caricias o susurros a horas no adecuadas, por eso se van junto a otros con planes  de  vuelo  establecidos,  con  rutas  demarcadas  y  horarios  que  se  cumplen inexorablemente.
       No crea lo que escucha por ahí, o las frases que lee en las redes sociales sobre soñar  todos  los  días,  son  mentira  pura  y  dura,  este  mundo  esta  hecho  para  seres concretos, duros y resistentes, así que si usted es una burbuja que revolotea sobre el horizonte, resígnese, podrá ser una imagen muy linda, pero vagará por esos paraísos universales absolutamente solo e ignorado por los demás… o quizás tenga un poco de suerte y se convierta en una foto linda con diez me gusta en el Facebook.