Resultado de imagen de soñadores

          Si usted dedica unos minutos al día a contemplar el azul profundo del cielo, atención;  sí  de  repente  suspira  sin  saber  por  qué,  cuidado;  sí  siente  mariposas revoloteando en la tripa cuando recuerda el rostro de su amor, oi, oi, oi, empiezan asonar las alarmas; y si se empeña en revivir momentos, olores, canciones, palabras o a imaginar posibles reencuentros. Llame inmediatamente a urgencias. Usted está grave.
         No  pierda  su  valioso  tiempo  construyendo  castillos  en  el  aire,   inventando amores imposibles o escribiendo en la arena. Fuera la fantasía si desea vivir un mundo sin complicaciones. Entérese de que todo lo que hay a su alrededor se rige por leyes prácticas,  memorice  de  una  vez  por  todas  que  solo  los  prácticos  sobreviven.  Los soñadores  son  sombras  llorando  por  los  rincones,  suspirando,  desfalleciendo, languideciendo,  levantando  la  mano  para  asir  el  aire  y  esas  actitudes,  esos comportamientos actúan como un espanta humanidades, acaso no se ha dado cuenta de que todo el mundo sale corriendo en cuanto lo ve y que le evitan sin ningún disimulo.
       Objetivos concretos, eso es lo que se pide a gritos, pasos firmes sobre el asfalto, seres que se pueden palpar,  voces que pueden responder al  instante, lo abstracto, lo emotivo, los sueños son una pérdida de tiempo, suman cero en el orden mundial.
       Así las cosas, bájese de su nube particular, observe como actúan las personas a su alrededor y sí se da cuenta de que sus amigos ya no le llaman, de que su enamorado sale corriendo en dirección contraria cuando le ve, de que sí por fin sus amigos aceptan comer o cenar con usted a regañadientes, o sí sus "amigos" se pasan las dos horas "de buena  educación  reglamentaria  en  cuanto  al  tema  visitas  de  cortesía"  mirando  el teléfono, o contestando WhatsApps, despidase o contrate un chaman para que le haga un exorcismo, pues usted se está encaminando peligrosamente hacía el lado sensible y eso no es nada bueno.
       Pero si ya no hay remedio que valga, resígnese a pasar solo el resto de su vida. Nadie,  absolutamente  nadie  quiere  estar  al  lado  de  los  sensibles,  los  frágiles,  los soñadores o los ilusos. Ellos no son buena compañía y los demás nunca se sentirán seguros,  sencillamente porque no saben a qué atenerse con ese tipo de comportamiento, no les gustan las sorpresas, no les gustan los regalos inesperados, las sonrisas o caricias o susurros a horas no adecuadas, por eso se van junto a otros con planes  de  vuelo  establecidos,  con  rutas  demarcadas  y  horarios  que  se  cumplen inexorablemente.
       No crea lo que escucha por ahí, o las frases que lee en las redes sociales sobre soñar  todos  los  días,  son  mentira  pura  y  dura,  este  mundo  esta  hecho  para  seres concretos, duros y resistentes, así que si usted es una burbuja que revolotea sobre el horizonte, resígnese, podrá ser una imagen muy linda, pero vagará por esos paraísos universales absolutamente solo e ignorado por los demás… o quizás tenga un poco de suerte y se convierta en una foto linda con diez me gusta en el Facebook.