Resultado de imagen de gotas de agua

Cuando surgió de las aguas, buscó a alguien o un algo que se le pareciera, o con quien tener algo en común. Al principio fue una gota oblonga algo alargada en la parte superior.

El día de su consciencia primera, se irguió sobre la arena, con paso tembloroso empezó a caminar, llegó hasta un grupo formado por seres parecidos, pero a medida que se acercaba, las diferencias se acrecentaban.

Siguió su camino. Algunos atardeceres se juntaba con extraños, solo por estar al lado de alguien, pero al poco tiempo los abandonaba o ellos decidían marcharse.

Con los años fue ganando peso, su cuerpo se hizo más rotundo en algunas contornos, y bajo su nueva apariencia, por fin, encontró seres semejantes, ligeros, interesantes, alegres con los que contempló el sol hundiéndose en el océano.

Las noches de luna llena, en el silencio infinito, en la calma de las aguas vio como su cuerpo había cambiado otra vez y en el momento de analizar ese cambio, volvió a hacerlo y luego otra vez y otra y otra.

Le costó mucho aceptar que el cambio era su naturaleza.