Resultado de imagen de cometas de papel

Lo notó al levantarlas en vilo. Tuvo que utilizar sus dos manos, además de sus tobillos. Pero no le importó. No pasaba nada. En el fondo era eso lo que quería, lo que había estado buscando toda su vida.

Al principio se le aparecían de manera fugaz. En cada uno de sus lados estaba pintado el rostro del amor, las imágenes por fin surgieron nítidas en la somnolencia de una noche de verano. Después fue una especie de hambre por devorar, por masticar la carne dura resistente a los dientes.

A veces se detiene para equilibrar el peso y hacer más fácil el día a día con esa carga a sus espaldas, pero saber que llevar el amor al mundo dibujado en una cometa, la hace muy feliz.