Resultado de imagen de luciernagas


Cuando me diste la espalda, cuando tu voz me lanzó lejos de tu vida, agaché la cabeza y mi tamaño se redujo, a mi lado cayeron destellos muy lentamente. Manaban de tus ojos y una atracción gravitacional los proyectaba sobre mis manos.

Se aferraron a mis dedos, se metieron dentro de las líneas de la vida, el amor y la muerte.

Ahora viven conmigo, alumbran mis días, hacen cálidas mis noches y, en algunas ocasiones, cuando me pierdo, ellos me indican el camino.

Así vivo mis días, así sobre vuelo el aire, bebo la lluvia… la gente me conoce como luciérnaga.

Ya sé que es una leyenda urbana pero, ¿a alguien le importa?