Los desterrados: Comentarios

Enviado por NOFRET (Contacto, Página)
Fecha: 19 de Marzo, 2007, 2:19

Yo creo que el autor debería ser siempre muy conciente de los términos que está usando, (salvo que tenga intención de publicar sólo en su país o región) y no exagerar con los localismos. Cuando una palabra no castellana necesariamente debe usarse, creo que la traducción al pie de página, al menos para mí, es lo que más me permite seguir con la lectura sin arruinármela. Los glosarios alfabéticos al final del libro me entorpecen completamente cualquier lectura y, obviamente, cuantos más son los términos a buscar, más me la entorpecen. Ya es un poco tarde para decírselo a Quiroga, pero creo que no hay que abusar de los localismos si uno quiere que le entiendan. Yo tengo algunas versiones en castellano correcto y otras en lunfardo argentino de mis propios cuentos, y las elijo según a qué sitio vaya a enviarlos. Pero uso el lunfardo sólo en los diálogos.

~~~

Enviado por Gladys (Contacto, Página)
Fecha: 19 de Marzo, 2007, 10:42

Siguiendo con el tema Nofret, yo creo que aquí la editorial debería apostarle a la universalización de sus autores, editando publicaciones simultáneas en localismos y en castellano, para que sus lectores escogieran la lectura que les fuera más cómoda. Yo creo que hasta sería un buen negocio para ellos y todos saldríamos ganando.
Ahora mismo, respecto a los pies de página, me viene a la memoria uno que me dio muchos quebraderos de cabeza, se trata de Jonathan Strange y el señor Norrel, de Susana Clarke, un libro con tantos pies de páginas que si uno se pusiera en la tarea de extraerlos y organizarlos podría crear un libro tan enorme (813 págs.) como el mismo.

~~~

Enviado por NOFRET (Contacto, Página)
Fecha: 20 de Marzo, 2007, 3:00

Pues sí, también el pie de página se pone pesado cuando se abusa. Sobre las traducciones de las editoriales, es buena idea si están bien hechas, cosa que no siempre sucede, lo ideal creo que es que lo haga el autor, que sabe exactamente qué está tratando de decir. Distinta es la cosa cuando hablamos de idiomas extranjeros, ahí ya no hay mucho que el autor pueda hacer y queda todo en manos del traductor (cosa muy peligrosa!) pero a veces sale bien.
Un ejemplo de la distorsión que producen los localismos es la palabra "bailanta" que nos comenta la amiga Selvática. Bailanta es un baile en el que se pasa cumbia y música tropical, asociada frecuentemente a clases sociales bajas, pero no es una orgía! jeje! es un baile. ;)

~~~

Enviado por Selvática (Contacto, Página)
Fecha: 20 de Marzo, 2007, 17:58

Pues en el pie de página del libro definen bailanta así. Lo copié literalmente.
Yo ya me estaba haciendo unas ideas!!!!!!!
Gracias por tu aclaración Nofret.

~~~

Regresar al artículo | Inicio