Enanos: Comentarios

Enviado por nofret (Contacto, Página)
Fecha: 3 de Agosto, 2010, 22:42

Qué bonito final, me ha enternecido. Creo que ser maestro es tal vez la profesión más gratificante que pueda haber, pero hay que tener la vocación para ello, como lo muestra el texto.
Tus textos últimamente tienen la capacidad de evocar recuerdos lejanos en mi memoria. Al contrario de lo que les sucede a los niños del cuento, yo adoraba la fiesta de fin de curso. Ya fuera teatral en el salón de actos o una exhibición gimnástica con música en el patio principal. Supongo que también el hecho de acabar las clases le agregaba un condimento especial. Pero nunca olvidaré esas fiestas, siempre la pasaba como los dioses.

~~~

Enviado por Gladys (Contacto, Página)
Fecha: 6 de Agosto, 2010, 4:39

Yo creo que nosotras fuimos la última generación que disfrutó las fiestas de colegio, porque los chicos de ahora las consideran una lata y un aburrimiento. Lo digo por los chicos del Instituto donde trabajo, desde luego que habrá excepciones pero en lineas generales los jóvenes no se involucran en este tipo de fiestas y los profesores se sienten desengañados, y al final lo hacen por llenar esas últimas horas.
La mirada de un niño es una recompensa maravillosa, yo creo que muy poca gente se resiste a ella. O al menos así debería ser.

~~~

Enviado por nofret (Contacto, Página)
Fecha: 13 de Agosto, 2010, 11:36

Qué pena que ya los niños no disfruten de esas fiestas, recuerdo que la última a la que fui fue una fiesta de fin de curso de mi escuela, y daba pena ver cómo apenas podían los alumnos se iban, incluso y especialmente, los que terminaban la escuela ese año. Fue lo menos emotivo que vi en mucho tiempo, y me decepcionó hasta la depresión ver cuánto cambiaron las cosas desde mis tiempos.

~~~

Regresar al artículo | Inicio